La famosa actriz y comediante colombiana Alejandra Azcárate habló sin tapujos, como siempre, por medio de sus redes sobre la enfermedad de la que ha sido víctima en las últimas semanas debido a sus largas jornadas de trabajo.

Nunca pensé llegar hasta aquí a través de un texto que escribí por la simple necesidad de expresarme. Hoy terminé mi gira con función agotada aquí en Toronto y no quiero irme sin despedirme de todos los espectadores que también reventaron los aforos en Vancouver, Calgary y Montreal. Me conmovió mucho que tantas personas me hubieran dado las gracias por haber venido, de corazón soy yo la que debo agradecerles porque el público es el que me ha abierto la brecha para lograr pisar estos escenarios. Valoro sus gestos de cariño, sus bonitas palabras, sus manifestaciones de respeto y la bondad en cada aplauso. Me voy feliz con la buena noticia de que regresaré el año entrante a presentarme en cinco ciudades más, debido al éxito que tuvimos en este recorrido. Gracias a los cuatro empresarios por apostarle a mi monólogo, a todo mi equipo de trabajo ya que nada se construye sin un grupo consistente detrás y a la vida por este gran premio. Hasta pronto Canadá! @pattygomezrelacionespublicas

A post shared by ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) on

De Vancouver a Victoria.

A post shared by ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) on

Pues Alejandra se encontraba por estos últimos días de gira con su show de comedia por Canadá y al mismo tiempo le tocaba viajar constantemente a México y Colombia para presentar eventos sociales lo que provocó una mezcla de cambios de clima, alturas, vuelos y un poco de estrés. Sin embargo la actriz decidió continuar con sus labores hasta que llegó un punto que su cuerpo y el médico le prohibieron continuar.

Hoy empecé con pie derecho el primer evento de mi campaña "Encuentra tu look" con Studio F en el Centro Comercial Parque La Colina. Hablamos de moda, de cómo vestirnos sin tanto complique, del manejo de las proporciones, de cómo aprender a embolatar esa parte de nuestro cuerpo que tanto nos mortifica, de sensatez a la hora de aceptarnos cómo somos para explotar nuestras fortalezas y sobre todo, charlamos de auto estima. Las mujeres nos vestimos para ser admiradas por los hombres y a la vez para no ser criticadas por las mujeres, lo cual es una enorme tontería que cometemos todas. Se nos olvida que debemos arreglarnos para sentirnos bien exclusivamente con nosotras mismas porque si de ahí partimos, el imán visual se activa y los objetivos adicionales se cumplen. Por eso me cambié de pinta tres veces y las propuestas resultaron efectivas. Tanto, que terminé "remodelando" a 6 viejas con cuerpos muy distintos para poner en práctica mis sencillas sugerencias y el cambio sin duda fue contundente. Gracias a todas las personas que me acompañaron hoy, sinceramente les digo que superamos nuestras expectativas de asistencia porque no le cupo un alma más a nuestro chuzo esta tarde. Me encantó poder asesorar, ayudar, guiar y enfocar a tantas mujeres. Más allá de la estética, esta labor para mí tiene un fondo de actitud frente a la vida que es muy importante. Saber que quienes entraron con complejos salieron con sonrisas, le da un sentido hermoso a mi labor. Gracias por su confianza. Muy pronto estaré en las principales ciudades del país, así que sigan conectadas por aquí y escríbanme sus dudas, preguntas o necesidades, ya que sobre ese contenido continuaré elaborando el mío con el fin de satisfacerlas. @studiofcolombia #chiroterapia #encuentratulook ( VEAN MAS FOTOS DESLIZANDO LA PRIMERA HACIA LA IZQUIERDA)

A post shared by ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) on

 

“Al parecer tengo un severo vértigo generado por una inflamación en el oído interno a causa de mis constantes viajes y un profundo cansancio acumulado por exceso de camello. He sido una irresponsable muy responsable y al parecer mi cuerpo se aburrió de tanta lora.”, dijo Azcárate en la imagen que publicó por medio de sus redes sociales.

A veces las cosas más sencillas de contar se convierten en las más complicadas. A ver, resulta que hace trece días estando en la gira por Canadá, empecé a sentir de repente un extraño mareo que en principio asocié a los cambios de altura ya que venía de México. Sin embargo la sensación comenzó a intensificarse y a ella se le sumó una rara distorsión en la visión que por supuesto me angustió. Como creo mucho en el poder mental, traté de no enchufarme con el tema para no agravarlo ya que estando lejos y con cuatro funciones por delante, el panorama podía volverse crítico. Sin embargo, contra toda mi voluntad, empeoré lentamente. Debí haber parado de trabajar y regresado de inmediato pero pesó más mi extremo compromiso laboral, del cual hoy no me siento orgullosa porque es justamente el que me ha traído hasta este punto, y no solo actué en las presentaciones establecidas sintiéndome entre una batidora, sino que viajé a Los Angeles a cumplir otro compromiso y llegué a Btá a presentar dos eventos más. Anoche terminé en urgencias y como me lo temía, me mandaron a la cama. Al parecer tengo un severo vértigo generado por una inflamación en el oído interno a causa de mis constantes viajes y un profundo cansancio acumulado por exceso de camello. He sido una irresponsable muy responsable y al parecer mi cuerpo se aburrió de tanta lora. Mi show de hoy en Santiago Plaza tuvo que ser aplazado para el 14 de Julio porque no debo moverme, ante lo cual ofrezco disculpas ya que 900 personas deberán guardar unos días su boleta. Si lo cuento es para evitar especulaciones sobre el evento y de paso con el fin de agradecerle a mis empresarios de EBM producciones su incondicional apoyo. Por supuesto que anímicamente estoy cascada, siempre he sido inagotable, a mí lo único que me ha dado en la vida es gripa y guayabo así que verme obligada a tener que permanecer quieta es muy duro en este voltaje psíquico que manejo. Mi esposo dice que eso es como meter un canguro entre una maleta, así que se puso de acuerdo con Mariposa para disfrazarla de mí y hacerme reír mientras aprendo esta obligatoria lección que se traduce en dos palabras que aún desconozco: Equilibrio y paciencia.

A post shared by ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) on

El médico me mandó a acostar pero no dijo a qué.

A post shared by ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) on

+ También puedes leer:

[Video] “Colombia es mojigata y machista”: Paulina Vega




Dejar respuesta

*