El mundo sabe todo acerca de Lady Gaga y durante años su acción ha sido documentada y diseccionada por la prensa. Entonces es sorprendente que no se sepa mucho sobre su vida familiar, en particular, su hermana menor Natali Germanotta. A diferencia de Gaga, su hermana ha intentado volar bajo el radar de un puñado de entrevistas que le dan a la gente una idea de su vida.

Nacida el 10 de marzo de 1992, en Nueva York, y después estudiar en la prestigiosa Escuela de Diseño Parsons donde el talento desbordaba, la chica busca hacerse su propio nombre en la industria de la moda, así que diseñó por sí misma un vestido de graduación en el 2015 siendo el mismo año en el cual Gaga apareció en Harper’s Bazaar con uno de los diseños de ella, un vestido en rosa brillante.

Germanotta hizo realidad sus sueños de moda cuando Gaga se trasladó a Instagram para compartir una foto de sí misma en un conjunto completamente de blanco, y dijo con entusiasmo cómo su hermana estaba “matándolo” en la industria de la moda. Continuó explicando que la chaqueta estaba hecha a mano por su hermana y que formaba parte de su colección de tesis de Parsons.

La admiración mutua siempre ha sido parte de la relación entre las hermanas. “Tengo un amor feroz por ella, tiene mucho talento”, confesó Gaga en una entrevista a la revista Porter. “No lo diría si no fuera cierto. Cuando ella me muestra sus dibujos, pienso: ‘¡Mierda!’ Quiero sentarme con ella en su apartamento, fumar cigarrillos y coser todo el día”.

Imagen relacionada

Pese a todas las dificultades ambas se mantienen muy cercanas. Si bien Natali se negó hace unos años convertirse en la estilista de la cantante —”se cambia 50 veces al día”, contaba en una entrevista a Teen Vogue—, no descarta una nueva colaboración en el futuro. Por lo pronto se espera que la diseñadora entre con paso fuerte en la industria de la moda buscando una línea accesible y sostenible.

 

Dejar respuesta

*